REAL COLEGIATA

DE SAN ISIDORO

Y MUSEO

En el mismo complejo monumental  en el que se ubica nuestro Hotel, se encuentra la Real Colegiata de San Isidoro que ha sido declarada Monumento Nacional y es considerada como uno de los conjuntos más completos del románico. Además podrá visitar el Panteón Real, el Museo de San Isidoro, la Biblioteca colegial y, por último, el Museo Oriental y Bíblico.

En el año 1063, los reyes  Fernando y Sancha hicieron consagrar la Basílica de San Isidoro contigua al Panteón Real. Para ennoblecerla, trajeron de Sevilla los restos mortales de San Isidoro y la dotaron de un riquísimo tesoro. El interior destaca por su conjunto de capiteles, sus arcos de medio punto ligeramente peraltados y la tamizada luminosidad. En el exterior son de admirar la puerta meridional o del Cordero y la Puerta del Perdón  por donde accedían los peregrinos para conseguir el perdón de los pecados: ambas representan un hito destacado dentro de la escultura románica.

El Panteón Real ubicado a los pies de la iglesia, es un conjunto pictórico único en el románico español. De la segunda mitad del siglo XII, sus frescos en los muros y en las seis bóvedas, con temas narrativos y naturalistas, son una crónica de la sociedad leonesa del reinado de Fernando II.
 




El conjunto colegial de San Isidoro incluye una visita obligada a su museo, ubicado en el palacio real de los reyes Fernando I y Sancha. Podemos admirar en él  joyas únicas de valor incalculable como el Cáliz de Doña Urraca, el Arca de las Reliquias y el Pendón de Baeza. En una de sus capillas puede verse la campana románica más antigua de España y el famoso gallo del siglo VII que da nombre a la torre.
 




Juan de Badajoz en el Siglo XVI construye la Biblioteca Colegial que cuenta con fondos bibliográficos y archivísticos con un valor excepcional ya que contiene más de un millar de pergaminos. En la actualidad el visitante podrá observar expuestos algunos de sus mejores manuscritos como la Biblia Mozárabe del Siglo X, uno de los más raros y valiosos escritos medievales.
 




El Museo Bíblico y Oriental alberga en sus dos plantas antigüedades bíblicas y orientales. La Biblia está representada por sus textos en hebreo, arameo, griego, copto y etiópico de los siglos IV-XVII, y por el espléndido Belén Hispano-napolitano del s. XVIII. El Oriente luce en la colección de textos cuneiformes mesopotámicos y otros objetos de enorme valor artístico e histórico.